Grandes Citas

“Soy un pintor viejo y un poeta recién nacido”.
Pablo Picasso

El arte es una mentira que nos acerca a la verdad.
Pablo Picasso

“Nada puede hacerse sin soledad. Yo me he creado una soledad que nadie sospecha. Es difícil hoy estar solo, porque tenemos relojes. ¿Habéis visto un santo con reloj?”
Pablo Picasso

“Nunca hay un momento en el que puedas decir: he trabajado mucho y mañana es domingo. Tan pronto como terminas, vuelves a empezar. Puedes dejar a un lado una tela diciendo que ya no la tocas más. Pero nunca puedes poner la palabra fin.”
Pablo Picasso

Yo no digo todo, mas pinto todo.
Pablo Picasso

Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta.
Pablo Picasso

La pintura es mas fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere.
Pablo Picasso

La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.
Pablo Picasso

La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo.
Pablo Picasso

Después de todo, la pintura se ha de hacer tal como uno es.
Juan Gris

Una obra de arte es un rincón de creación visto a través de un temperamento.
E. Zola

El arte de la pintura consiste en aclarar y oscurecer los tonos sin decorarlos.
Pierre Bonnard

El arte es una evasión, no una demostración. (Maurois)

Un buen retrato es una biografía pintada. (France, Anatole)

Una pintura es un poema sin palabras. (Horacio Flaco, Quinto)

A veces hay que estropear un poquito el cuadro para poder terminarlo.
Eugene Delacroix

“El mar es increíblemente bello y está rodeado de rocas fantásticas. Estoy maravillado por estos extraños parajes que me obligan a superar lo que normalmente hago. He de confesar que me cuesta gran esfuerzo reproducir este aspecto sombrío y colosal”
Claude Monet

“El tema tiene para mí importancia secundaria; quiero representar lo que vive entre el objeto y yo”.
Claude Monet

“Cuando se contemplan las obras de los antiguos, uno no tiene motivo alguno para creerse muy inteligente. ¡Que maravillosos trabajadores eran, sobre todo, esa gente! Entendían muy bien su oficio. En eso estriba todo. La pintura no es sensiblería. Es principalmente un trabajo de la mano, y hay que se un trabajador hábil”.

Pierre-Auguste Renoir

“En el museo se aprendía a pintar... cuando digo que en el Louvre se aprende a pintar, no quiero decir que se deba escarbar en el barniz de los cuadros para apresar sus trucos y volver a hacer otra vez los Rubens o los Rafael. Cada uno ha de hacer la pintura de su tiempo. Pero en el museo se encuentra el gusto por la pintura, que la naturaleza por sí sola no puede dar. No se dice ante un paisaje hermoso: quiero ser pintor, sino ante un cuadro”.
Pierre-Auguste Renoir

“Velázquez me entusiasma: esa pintura respira la alegría con que el artista la ha pintado... Cuando puedo imitar la pasión con que un pintor ha creado, comparto su propio gusto.”
Pierre-Auguste Renoir

“Una mañana se nos acabó a todos el negro y nació el impresionismo.”
Pierre-Auguste Renoir

“Hoy día se quiere explicar todo, pero si se pudiera explicar un cuadro, no sería una obra de arte. Debo decirle a Vd. Qué cualidades constituyen a mi juicio el verdadero arte? Debe ser indescriptible e inimitable... La obra de arte debe cautivar el observador, envolverle, arrastrarle. En ella comunica el artista su pasión; es la corriente que emite y por la que incluye al observador en ella.”
Pierre-Auguste Renoir

“Yo me pongo ante mi objeto tal como yo lo quiero. Entonces empiezo y pinto como un niño. Me gustaría que un rojo sonara como el tañido de una campana. Si no lo consigo la primera vez, tomo más rojo y otros colores, hasta que lo tengo. No soy más listo. No tengo reglas ni métodos. Cualquiera puede probar el material que uso o verme mientras pinto: se dará cuenta de que no tengo secretos.”
Pierre-Auguste Renoir

“Para mí, un cuadro debe ser algo amable, alegre y bonito, sí, bonito. Ya hay en la vida suficientes cosas molestas como para que fabriquemos todavía más.”
Pierre-Auguste Renoir

“Qué difíciles encontrar el punto exacto en que en un cuadro deba interrumpir la imitación de la naturaleza. La pintura no debe tener el sabor del modelo, pero hay que sentir la naturaleza.”
Pierre-Auguste Renoir

“¡Siempre esta necesidad de buscar ideas en la pintura! Por mi parte, ante una obra maestra es suficiente disfrutar!
Pierre-Auguste Renoir

“Yo sé muy bien qué difícil es crear un arte ligero al que a la vez se reconozca el atributo de gran arte.”
Pierre-Auguste Renoir

“Soy un pequeño corcho que ha caído al agua y que es arrastrado por la corriente. Me entrego a la pintura tal como viene”.
Pierre-Auguste Renoir

“Pintar flores me relaja el cerebro. Espiritualmente no me esfuerzo en ellas como cuando estoy ante un modelo. Cuando pinto flores, pongo tonos, experimento valores audaces, sin preocuparme si estropeo un lienzo. Algo semejante no me atrevería a hacerlo con un figura, por miedo a dar al traste con todo. Y la experiencia que adquiero con estos intentos la aplico luego en mis cuadros.”
Pierre-Auguste Renoir

“Por lo que a mi respecta, siempre me he cuidado de ser un revolucionario. Siempre he creído y sigo creyendo que no hago más que continuar lo que antes otros han hecho mucho mejor que yo”.
Pierre-Auguste Renoir

“El mundo es una mascarada; el rostro, la postura y la voz, todo es mentira. Todos quieren parecer lo que no son, todos engañan y nadie se conoce a sí mismo”.
(Comentario de Goya a la VI lámina de los Caprichos)

La fantasía, aislada de la razón, solo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos.
Francisco de Goya

“A menudo he imaginado y representado el monstruo del sueño como una oprimente y gigantesca cabeza con un cuerpo filiforme, que se mantiene en equilibrio con las muletas de la realidad. Cuando estas muletas se rompen, tenemos la sensación de caer...
” Salvador Dalí, “La vida secreta”.

“Dalí ha dotado al surrealismo de un instrumento de primer orden, el método paranoico-crítico, que ha demostrado que puede aplicarse indistintamente a la pintura, a la poesía, al cine, a la construcción de objetos surrealistas, a la moda, a la escultura, a la historia del arte y, en su caso, a cualquier tipo de exégesis.”

André Breton

“el hecho de que ni yo, mientras pinto, sepa el significado de mis cuadros no quiere decir que no lo tengan: al contrario, su significado es tan profundo, complejo, coherente, involuntario que escapa al simple análisis de la intuición lógica”.
Salvador Dalí, “La vida secreta”

“Con mi trabajo he procurado dar a conocer a estas pobres gentes, que, a la luz de su lámpara, comiendo sus patatas, tomando el plato con las manos, las mismas que han cavado la tierra en la que han crecido las patatas.
Vincent Van Gogh a su hermano Theo

“Se dice -y yo así lo creo- que es difícil conocerse a uno mismo; pero tampoco es fácil pintarse a uno mismo. En este momento trabajo en dos autorretratos; a falta de otro modelo, me pinto a mí mismo”.
Vincent Van Gogh a su hermano Theo

“El campo me parece tan bello como Japón por la limpidez de la atmósfera y los defectos de los colores alegres. Las aguas forman manchas de un verde esmeralda y de un rico azul en los paisajes tal como los vemos en los crespones.”
Vincent Van Gogh a Bernard

“Esto es lo que aquí llaman un 'café de noche'... Los vagabundos nocturnos pueden encontrar asilo aquí cuando no pueden pagarse un alojamiento o cuando están demasiado borrachos para que los admitan en otro lugar.”
“En mi cuadro 'café de noche' he intentado expresar que el café es un lugar en el que uno puede arruinarse, volverse loco, cometer un crimen. Finalmente he buscado, a través de los contrastes entre rosa suave y rojo de sangre y vino, los verdes claros Luis XV y Veronés en contraste con los verdes amarillentos y los verdes azulados duros, crear una atmósfera de horno infernal, de azufre desvaído, para expresar el poder de las tinieblas de un tabernucho”.
Vincent Van Gogh a su hermano Theo

“La cuestión de pintar las escenas o los efectos de la noche al aire libre, y la noche misma, me interesa enormemente. Esta semana no he hecho absolutamente nada más que pintar y dormir y comer. Esto quiere decir sesiones de doce horas, de seis horas como mínimo, y luego un sueño de doce horas sin interrupción también”.
Vincent Van Gogh a su hermano Theo

“Esta vez se trata simplemente de mi dormitorio; por lo tanto, solamente el color debe hacerlo todo... sugerir reposo o sueño en general. En fin, la visión del cuadro debe hacer descansar la cabeza o, más bien, la imaginación... la cuadratura de los muebles debe expresar el descanso inmóvil...”.
Vincent Van Gogh a Theo (“La habitación”)

“Gauguin me dijo el otro día que había visto un cuadro de girasoles de Claude Monet, en un gran jarrón japonés muy bonito, pero que le gustan más los míos.”
Vincent Van Gogh a Theo, (“Los girasoles”)

“Leonardo fue verdaderamente admirable y divino... La naturaleza le quiso favorecer de tal manera que, hacia donde él dirigiera su pensamiento, su cerebro y su alma, mostraba tanta divinidad en sus cosas que nadie podía comparársele en agilidad, en vivacidad, en bondad, en ligereza y en gracia”.
Giorgio Vasari

“Me resuena en los oídos la fama del Juicio; creo que, a causa de su belleza, el día en que Cristo venga con toda su divinidad impondrá que todos adopten las mismas actitudes, muestren esa belleza y el infierno tenga esas tinieblas que habéis pintado, porque no se pueden mejorar...”
De A. Doni a Miguel Angel sobre “el juicio final”.

“No se puede imaginar la variedad que existe en las cabezas de aquellos diablos, verdaderos monstruos infernales... Más allá de toda la extraordinaria belleza, la obra está pintada y conducida con tan gran unidad que parece que haya sido realizadas en un día...”
De las ”Vidas” de Vasari

“Miguel Angel ha procurado solamente la perfección del arte; porque no existen pueblos, ni árboles, ni casas, ni ciertas variedades ni vaguedades del arte, que no buscará jamás, como si no quisiera rebajar su gran genio hasta cosas parecidas.”
De las “Vidas” de Vasari

“Empezaba a trabajar: notas y croquis de todo tipo. Pero el paisaje, con sus colores francos, ardientes, me deslumbraban, me cegaban. Antes siempre inseguro, buscaba desde el mediodía hasta las dos... ¡Era tan sencillo pintar tal como lo veía, poner en la tela, sin tantos cálculos, un rojo y un azul! En los riachuelos, me encantaban las formas doradas; ¿por qué dudaba en trasladar a mi tela todo este oro y toda esta alegría del sol?.”
De Noa-Noa” (libro escrito por Gauguin)

“Aquí, junto a mi choza, en pleno silencio, sueño con armonías violentas en los perfumes naturales que me embriagan. Delicia extraída de no sé qué horror sagrado, que yo adivino hacia lo inmemorial.
Otro tiempo, olor de alegría que respiro en el presente. Figuras animales de una rigidez estatuaria: no sé qué de antiguo, de augusto y religioso en el ritmo de su gesto, en su rara inmovilidad. En los ojos que sueñan, tiembla la superficie de un enigma insondable. Y llega la noche - todo descansa. Mis ojos se cierran para ver sin comprender el sueño en el espacio infinito que huye ante mí, y tengo la sensación de la dolorosa andadura de mis esperanzas.”
De Noa-Noa” (libro escrito por Gauguin)

“He trabajado deprisa -aunque esta voluntad no ha sido fija-, deprisa y con pasión. He puesto en este cuadro lo que mi corazón ha permitido que vean mis ojos y, posiblemente, lo que los ojos, por sí solos, no hubiesen logrado ver, esta llama intensa de contenida fuerza... Su noble frente de líneas elevadas evocaba esta frase de Edgard Poe: 'No existe belleza perfecta sin una cierta singularidad en las proporciones.' Y la flor que ella llevaba en la orega escuchaba su perfume. Ahora yo trabajaba con mayor libertas.”
De Noa-Noa” (libro escrito por Gauguin)

Cierro mis ojos para ver. (Paul Gauguin)

En el arte como en el amor la ternura es lo que da la fuerza.
Oscar Wilde

Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista.
Oscar Wilde

El arte es la forma más intensa del individualismo que el mundo ha conocido.
Oscar Wilde

El escultor piensa en mármol.
Oscar Wilde

El arte no reproduce lo visible. Lo hace visible. (Paul Klee)

La pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega.
(Leonardo da Vinci)

El ojo recibe de la belleza pintada el mismo placer que de la belleza real.
Leonardo Da Vinci

La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.
Leonardo Da Vinci

El ojo recibe de la belleza pintada el mismo placer que de la belleza real.
Leonardo Da Vinci

Una pintura es un poema sin palabras. (Horacio)

El arte es largo, la vida breve. (Hipócrates)

El arte jamás ha de intentar ser popular. El público es el que ha de intentar ser artista.
Wilde

La escritura es la pintura de la voz. (François Marie Arouet Voltaire)

Lo malo de la pintura abstracta es que hay que molestarse en leer el título de los cuadros.
Oscar Pin

El arte es sobre todo un estado del alma. (Marc Chagall)

Una simple línea pintada con el pincel puede llevar a la Libertad y a la Felicidad.
Miró

POEMAS:


A la pintura
A ti, lino en el campo. A ti, extendida
Superficie, a los ojos, en espera.
A ti, imaginación, helor u hoguera,
diseño fiel o llama desceñida.

A ti, línea impensada o concebida.
A ti, pincel heroico, roca o cera,
obediente al estilo o la manera,
dócil a la medida o desmedida.

A ti, forma; color, sonoro empeño
por que la vida ya volumen hable,
sombra entre luz, luz entre sol, oscura.

A ti, fingida realidad del sueño.
A ti, materia plástica palpable.
A ti, mano, pintor de la Pintura.
Rafael Alberti

A la paleta
A Ti, infinita haz, campo sembrado
donde siega el pincel, gavilla, amasa
y entre color, luces y sombras, pasa
de mar radiante a tiempo anubarrado.

A ti, pozo y brocal, donde asomado
medita, viene y va, mide, acompasa;
frente asida a la mano que traspasa
tu ojo de Polifemo enamorado.

A ti, abanico, ala redonda, escudo,
espejo que al vestir queda desnudo
y nuevamente superficie pura.
En ti se cuece la visión que nace.
Tu firmamento el arcoiris pace.
A ti, lecho y crisol de la Pintura.
Rafael Alberti

A la pintura mural 

A Ti, dura extensión desguarnecida,
ansiada de la cal y de la arena;
cauce de luz para la suelta vena
que de su propia sed va consumida.

A ti, espontánea, húmeda, embebida,
que el justo freno de la mano ordena;
más que celeste, material, terrena,
fresca diosa artesana discernida.

A ti, orgánico cuerpo inalterable,
primogénita fuente perdurable,
ávida arquitectónica estatura.

La lluvia, el viento, el sol, nadie te ofende.
Tu alba rústica sangre te defiende.
A ti, inicial viril de la Pintura.
Rafael Alberti

Al lienzo
A Ti, tela tendida, plano al viento
de la mano, el pincel y los colores;
ventana o mirador de miradores
para la creación del pensamiento.

A ti, camino en éxtasis, portento
que surges de tu nada en esplendores;
terco dominio, imposición, rigores
y frontera encuadrada de un momento.

A ti, goce después; a ti, sumiso,
peligroso, resuelto compromiso
sobre una mar en calma que perdura.

Ya no eres lino, plano humilde, tela.
Ya eres barco celeste, brisa, vela.
A ti, ángel salvador de la Pintura.
Rafael Alberti

Al pincel
A Ti, vara de música rectora,
concertante del mar que te abre el lino,
silencioso, empapado peregrino
de la noche, el crédulo y la aurora.

A ti, caricia que el color colora,
fino estilete en el operar fino,
escoba barredera del camino
que te ensancha, te oprime y te aminora.

A ti, espiga en invierno y en verano,
cabeceante al soplo de la mano,
brasa de sombra o yerta quemadura.

La obstinación en ti se resplandece.
Tu vida es tallo que sin tierra crece.
A ti, esbelto albañil de la Pintura.
Rafael Alberti

A la perspectiva 

A ti, engaño ideal, por quien la vista
anhela hundirse, prolongada en mano,
yendo de lo cercano a lo lejano,
del hondo azul al pálido amatista.

A ti, sinfín, profundidad, conquista
de la espaciada atmósfera en lo plano,
por quien al fondo del balcón cercano
decides que la mar lejana exista.

A ti, aumento, valor de los valores,
vaga disminución de los colores,
música celestial, arquitectura.

Los ámbitos en ti fundan su planta.
La línea con el número te canta.
A ti, brida y timón de la Pintura.
Rafael Alberti

Al color
A ti, sonoro, puro, quieto, blando,
incalculable al mar de la paleta,
por quien la neta luz, la sombra neta
en su transmutación pasan soñando.

A ti, por quien la vida combinando
color y color busca ser concreta;
metamorfosis de la forma, meta
del paisaje tranquilo o caminando.

A ti, armónica lengua, cielo abierto,
descompensado dios, orden concierto,
raudo relieve, lisa investidura.

Los posibles en ti nunca se acaban.
Las materias sin términos te alaban.
A ti, gloria y pasión de la Pintura.
Rafael Alberti

A la sombra 

A Ti, tenue, difusa, desvelada,
penumbra del color que te aposenta,
tenebrosa en el rayo que violenta
hasta el horror tu noche ilimitada.

A ti, más dura cuanto más cortada,
más envolvente cuanto más cruenta;
si dentro de tu ser espada lenta,
tendida al sol vertiginosa espada.

A ti, injerta en el cuerpo que te ciñe,
tinta del tono que de ti se tiñe,
fin de la luz, estatua de negrura.

Tu demencia es un alba de relieve
azul, verde, amarillo, carmín, nieve.
A ti, claro Luzbel de la Pintura.
Rafael Alberti

Al desnudo
A Ti, esqueleto ornamentado, llena
rosa mural en él enguirnaldada;
vestido de los huesos, revocadaluz en relieve y sólida azucena.

A ti veloz, centella la melena,
rayo en escorzo, mar precipitada;
tranquilo ensalmo, diosa reposada,
sueño palpable de la forma plena.

A ti, contemplación, gusto, recreo,
plástica enamorada del deseo,
trauma interior, hermosa cobertura.

La gloria del pincel es modelarte,
vestirte, y al vestirte desnudarte.
A ti, Venus en flor de la Pintura.
Rafael Alberti

Poema sobre Velázquez
En tu mano un cincel,
pincel se hubiera vuelto,
pincel, solo pincel,
Pájaro suelto.
Rafael Alberti

Picasso y los toros

Fiel aliado del azar,
Picasso -época del “Bomba”,
malagueño de gayomba,
de chumbera y limonar-
sigue en sus trece: pintar,
porque él pinta; pinta, pinta,
al óleo o al aguatinta
-mancha, capricho o diseño-,
toros de ojo o de sueño
como el Sordo de la Quinta.
Gerardo Diego

Picasoneto
Picasso se abre y cierra en un estruendo
-silencio-, línea pura y terremoto.
Todo está sin nacer, de parto, roto
de remiendos carmín y luz, berrendo

en sí mismo, toraco escarneciendo
el ímpetu. Callaos, que os azoto.
A ése, a éste, a ese chivo o esa moto,
a eso con cuernos, auroral, horrendo.

Area del cuadro es campo de batalla.
Pasó el amor, la furia, y nadie cede.
Toma tú el hilo y sigue, cruza, estira.

No levantes la mano, que ya estalla,
que va a nacer porque ya más no puede.
Ya está. Míralo al fin cómo te mira.
Gerardo Diego

“No mires la clepsidra con alas membranosas,
ni la dura guadaña de las alegorías.
Viste y desnuda siempre tu pincel en el aire,
frente a la mar poblada con barcos y marinos.”
García Lorca

Rembrandt
A la luz se le abrió, se le dio entrada
en los más hondos sótanos.
Y allí una misteriosa
voz le ordenó de súbito: ¡Combate,
batalla hombro con hombro, aliento con aliento,
contra el bostezo helado de las sombras!

Un latido, un murmullo,
un quejido creciente
de color subterráneo que se expande,
invasor ciego, a tientas.
Tierras que van a arder,
negros que van a hablar
con vagido helado, verdes tristes,
temblorosos de miedo en los rincones.

¡Oh fúlgido espadazo repentino!
Noche rasgada, impunemente herida,
noche vivificada por la sangre
traspirante y umbrosa de las cuevas.
El mundo se ilumina solitario,
sin sonrisa, en un punto.
Lívida humanidad que surge, insomne,
asombrada, fijada en el abrirse
y cerrarse de ojos de un relámpago.

Sabe Dios lo que pasa por sus cuencas,
su deslumbrado, su asustado rostro
donde arranca el cabello que ya llora,
grita pugnando, sufre debatiéndose
entre las absorbentes uñas frías
difusas en lo oscuro.

¡Oh pintor empapado de espectros, oh dolido
pincel, oh dolorida mano extraña
rompiendo los tabiques de las sombras,
nimbada para siempre
por la brecha de luz del infinito!
Rafael Alberti

Este Picasso es un caso

Qué divertido es Picasso !

Es pintor rompecabezas
que al cuerpo rompe en mil piezas
y pone rostro a los pies
¡ Todo lo pinta al revés !

¡ Este Picasso es un caso !

Es un puro disparate.
No es que te hiera o te mate,
pero en lugar de dos cejas,
te coloca un par de orejas

¡ Vaya caso el de Picasso !

Te deja que es una pena:
te trastoca y desordena,
te pone pies en las manos
y en vez de dedos, gusanos.

¡ Si es que Picasso es un caso

En la boca pinta un ojo,
y te lo pinta de rojo.
si se trata de un bigote,
te lo pondrá en el cogote.

¡ Menudo caso es Picasso !

¿ Eso es hombre o bicicleta ?
¡ Si es que ya nada respeta !
esos ojos que tu dices,
no son ojos.... ¡ son narices !

¿ No es un caso este Picasso ?

Todo lo tuerce y disloca:
las piernas, brazos y boca
no es verdad lo que tu ves...
¡ El pinta el mundo al revés !

¡ Que Picasso es este caso ¡!

Carlos Reviejo

Oda a salvador Dali

Una rosa en el alto jardín que tu deseas.
Una rueda en la pura sintaxis del acero.
Desnuda la montaña de niebla impresionista.
Los grises oteando sus balaustradas últimas.

Los pintores modernos, en sus blancos estudios,
cortan la flor aséptica de la raíz cuadrada.
En las aguas del Sena un iceberg de mármol
enfría las ventanas y disipa las yedras.

El hombre pisa fuerte las calles enlosadas.
Los cristales esquivan la magia del reflejo.
El Gobierno ha cerrado las tiendas de perfume.
La máquina eterniza sus compases binarios.

Una ausencia de bosques, biombos y entrecejos
yerra por los tejados de las casas antiguas.
El aire pulimenta su prisma sobre el mar
y el horizonte sube como un gran acueducto.

Marineros que ignoran el vino y la penumbra
decapitan sirenas en los mares de plomo.
La Noche, negra estatua de la prudencia, tiene
el espejo redondo de la luna en su mano.

Un deseo de formas y límites nos gana.
Viene el hombre que mira con el metro amarillo.
Venus es una blanca naturaleza muerta
y los coleccionistas de mariposas huyen.

Cadaqués, en el fiel del agua y la colina,
eleva escalinatas y oculta caracolas.
Las flautas de madera pacifican el aire.
Un viejo dios silvestre da frutas a los niños.

Sus pescadores duermen, sin ensueño, en la arena.
En alta mar les sirve de brújula una rosa.
El horizonte virgen de pañuelos heridos
junta los grandes vidrios del pez y de la luna.

Una dura corona de blancos bergantines
ciñe frentes amargas y cabellos de arena.
Las sirenas convencen, pero no sugestionan,
y salen si mostramos un vaso de agua dulce.

¡Oh Salvador Dalí, de voz aceitunada!
No elogio tu imperfecto pincel adolescente
ni tu color que ronda la color de tu tiempo,
pero alabo tus ansias de eterno limitado.

Alma higiénica, vives sobre mármoles nuevos.
Huyes la oscura selva de formas increíbles.
Tu fantasía llega donde llegan tus manos,
y gozas el soneto del mar en tu ventana.

El mundo tiene sordas penumbras y desorden,
en los primeros términos que el humano frecuenta.
Pero ya las estrellas ocultando paisajes,
señalan el esquema perfecto de sus órbitas.

La corriente del tiempo se remansa y ordena
en las formas numéricas de un siglo y otro siglo.
Y la Muerte vencida se refugia temblando
en el círculo estrecho del minuto presente.

Al coger tu paleta, con un tiro en un ala,
pides la luz que anima la copa del olivo.
Ancha luz de Minerva, constructora de andamios,
donde no cabe el sueño ni su flora inexacta.

Pides la luz antigua que se queda en la frente,
sin bajar a la boca ni al corazón del hombre.
Luz que temen las vides entrañables de Baco
y la fuerza sin orden que lleva el agua curva.

Haces bien en poner banderines de aviso,
en el límite oscuro que relumbra de noche.
Como pintor no quieres que te ablande la forma
el algodón cambiante de una nube imprevista.

El pez en la pecera y el pájaro en la jaula.
No quieres inventarlos en el mar o en el viento.
Estilizas o copias después de haber mirado
con honestas pupilas sus cuerpecillos ágiles.

Amas una materia definida y exacta
donde el hongo no pueda poner su campamento.
Amas la arquitectura que construye en lo ausente
y admites la bandera como una simple broma.

Dice el compás de acero su corto verso elástico.
Desconocidas islas desmienten ya la esfera.
Dice la línea recta su vertical esfuerzo
y los sabios cristales cantan sus geometrías.

Pero también la rosa del jardín donde vives.
¡Siempre la rosa, siempre, norte y sur de nosotros!
Tranquila y concentrada como una estatua ciega,
ignorante de esfuerzos soterrados que causa.

Rosa pura que limpia de artificios y croquis
y nos abre las alas tenues de la sonrisa.
(Mariposa clavada que medita su vuelo.)
Rosa del equilibrio sin dolores buscados.
¡Siempre la rosa!

¡Oh Salvador Dalí de voz aceitunada!
Digo lo que me dicen tu persona y tus cuadros.
No alabo tu imperfecto pincel adolescente,
pero canto la firme dirección de tus flechas.

Canto tu bello esfuerzo de luces catalanas,
tu amor a lo que tiene explicación posible.
Canto tu corazón astronómico y tierno,
de baraja francesa y sin ninguna herida.

Canto el ansia de estatua que persigues sin tregua
el miedo a la emoción que te aguarda en la calle.
Canto la sirenita de la mar que te canta
montada en bicicleta de corales y conchas.

Pero ante todo canto un común pensamiento
que nos une en las horas oscuras y doradas.
No es el Arte la luz que nos ciega los ojos.
Es primero el amor, la amistad o la esgrima.

Es primero que el cuadro que paciente dibujas
el seno de Teresa, la de cutis insomne,
el apretado bucle de Matilde la ingrata,
nuestra amistad pintada como un juego de oca.

Huellas dactilográficas de sangre sobre el oro
rayen el corazón de Cataluña eterna.
Estrellas como puños sin halcón te relumbren,
mientras que tu pintura y tu vida florecen.

No mires la clepsidra con alas membranosas,
ni la dura guadaña de las alegorías.
Viste y desnuda siempre tu pincel en el aire,
frente a la mar poblada con barcos y marinos.
Federico García Lorca

Bruma

Buscar lo remoto con férvidas ansias
Y en limbos extraños hundir obstinado el deseo.
Que el ritmo, lo Impar de Verlaine nos conduzca
Y acordes oscuros de queda armonía
Marquen nuestros pasos sobre el gris sendero.
Debussy... maestro... quiero sinfonías
Que esbocen con notas pinturas de nieve y acero:
Baudelaire... te pido me des una pluma
Que en noche de insomnio
Hayas estrujado contra tu cerebro.
Manet, por los bordes de tus concepciones
Vagaré anhelante de encontrar lo Bello
Que me niegan todos
Los que no han tenido como tú el llamado
Del aire, del ritmo, del amor y el cielo.
A aquellos que ansiosos de altura
Con honda ternura se aferran al Arte dilecto.
Quiero incorporarme: desdeñar los claros,
Firmes horizontes del actual camino
Que hallaron mil veces los genios. Prefiero
Con gesto absoluto y un rictus de firme osadía
En limbos extraños hundir obstinado el deseo.
Buscar lo remoto con férvidas ansias...
Yo que sé que es difícil, vago e hipotético.
Pero no abandono ni a Verlaine ni a Byron,
Porque... ¿quién lo sabe?
Acaso de pronto, nítido y brillante
Del fondo impreciso de mis horizontes
Brote el gran misterio...!
Julio Cortázar

Y DE DESPEDIDA

MI POEMA PREFERIDO....

Y UNO APRENDE...

Después de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano
y encadenar un alma,
y uno aprende que amar no significa acostarse,
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender...

Que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos
y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo, uno aprende
que, si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma,
en lugar de esperar que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno es realmente fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende..., y con cada día
uno aprende.

J.L.BORGES

 

Grandes citas - Letras de Conchi Márquez - Letras de amigos

 volver a inicio